Ingresar / Registrarse

Aprendamos a cuidar los océanos desde Bogotá Día Mundial de los Océanos

Oceanos Secretaría

 

  • Los océanos son unos de los pulmones del planeta. Secretaría de Ambiente.
  • No arrojar basuras a las fuentes hídricas es una de las medidas que todos debemos tomar para proteger el mar. Todos los ríos desembocan en el mar.
  • Reciclar desde la fuente y no generar vertimientos ayudará a proteger las fuentes hídricas.
  • Colombia cuenta con dos océanos y una extensión de 900.000 kilómetros cuadrados.

En los océanos del territorio nacional habitan 6 de las 7 especies de tortugas marinas que hay a nivel mundial.

El 8 de junio se celebra el Día Mundial de los Océanos, iniciativa liderada por la Organización Mundial de Naciones Unidas para recordar a todos los habitantes sobre la importancia que tienen estos ecosistemas, que son uno de los pulmones del planeta. La gestión sostenible de estas aguas permitirá al mundo disfrutar de la belleza, riqueza y toda la biodiversidad.

Los diferentes ecosistemas marítimos ofrecen servicios ecosistémicos y es una fuente importante de vida. La protección y conservación de estos espacios naturales permitirá enfrentar los problemas de la crisis climática que tiene el mundo en la actualidad. Estos espacios ayudarán a regular las altas temperaturas de los espacios terrestres, producen oxígeno y absorbe el 30 % dióxido de carbono CO2 generado por la actividad humana.

Desde Bogotá los ciudadanos pueden empezar a proteger los océanos de nuestro país. Cambiar las formas de consumo, reciclar desde la fuente y moverse de manera sostenible son unas de las acciones que los ciudadanos pueden implementar en su vida diaria para reducir la huella de contaminación.

Una de las grandes problemáticas para los océanos es el consumo excesivo de plástico de un solo uso. Pitillos, mezcladores, cubiertos, vasos y platos desechables elaborados con polipropileno, poliestireno expandido o polietileno generan un impacto negativo sobre el ambiente y su mala disposición puede ocasionar que estos residuos lleguen a ríos y quebradas que posteriormente desembocan en el mar, ocasionando graves afectaciones para la fauna.

De igual manera, millones de colillas de cigarrillos son arrojadas diariamente al suelo de la ciudad. Esta conducta ocasiona genera que estos residuos lleguen al sistema de alcantarillado y posteriormente van a los cuerpos hídricos. Se estima que una colilla puede llegar a contaminar 50 litros de agua dulce. 

Según Greenpeace, “cada año llegan a los mares y océanos cerca de 12 millones de toneladas de residuos plásticos, el equivalente a 1.200 veces la Torre Eiffel. A raíz de la emergencia sanitaria por covid-19, elementos como guantes y tapabocas han aumentado su oferta y demanda en el mundo”. Por eso la importancia de que los bogotanos y bogotanas empiecen a generar un cambio de hábitos que permita tener una ciudad sostenible.

En el Día Mundial de los Océanos la invitación es a no contaminar las fuentes hídricas. Proteger y conservar estos ecosistemas ayuda a mantener la biodiversidad.

En el Día Mundial de los Océanos la invitación es a no contaminar las fuentes hídricas. Proteger y conservar estos ecosistemas ayuda a mantener la biodiversidad. Secretaría de Ambiente.

Tener consciencia ecológica y darle una adecuada disposición a los residuos que se producen en la opción más adecuada para mantener las calles y espacios públicos libres de basuras. Si se disminuye la cantidad de residuos que se generan a diario en la ciudad se puede evitar emergencias sanitarias y se reduce la cantidad de basura innecesaria lo que además ayudaría a tener un descenso en los gases efecto invernadero.

Asimismo, los ciudadanos pueden implementar buenas prácticas y reciclar el aceite que se utiliza desde las casas, restaurantes y empresas, evitando así el taponamiento de las redes de alcantarillado, la contaminación de fuentes hídricas y el suelo que al final van a desembocar a nuestros océanos. 

La Administración de la alcaldesa Claudia López hace un llamado a la ciudadanía para que mejore los hábitos y ayuden a mantener limpios los cuerpos de agua. Hay que tener en cuenta que todos los desechos que se disponen erradamente terminan en nuestros océanos, afectando los ecosistemas y toda la vida marina que estos albergan.

La crisis sanitaria por el covid-19 deja grandes retos a nivel mundial. Según la ONU los océanos brindan alimento a más de 3.000 millones de personas que tienen como fuente de consumo estos ecosistemas marinos, lo que genera un reto mayor para buscar la conservación, sostenibilidad y evitar así una crisis alimentaria.

Todas las personas del mundo están llamadas a actuar desde los hogares, lugares de trabajo y en la cotidianidad. Tenemos que tomar acciones que reduzcan los impactos negativos que se generan sobre los diferentes espacios naturales.

Una Bogotá verde, resiliente y con el compromiso y corresponsabilidad de todos los actores enfrentará y mitigará la crisis climática.