Logo Gov.co



Observatorio Ambiental de Bogotá


Herramienta digital para consultar datos, cifras y estadísticas sobre la calidad ambiental de Bogotá. ¡Más de 400 indicadores!

Suscribirme al boletín

Indicadores Ambientales

Informe Anual Sobre el Estado de los Recursos Naturales y del Ambiente de Bogotá D.C.

Título del documento Informe Anual Sobre el Estado de los Recursos Naturales y del Ambiente de Bogotá D.C.
Subtitulo Vigencia 2014
Idioma del documento
  • ES
Autor Contraloría de Bogotá D.C.
Fecha del documento 2015/09/30
Entidad
Grupo de trabajo Dirección de Estudios de Economía y Política Pública
Título de la serie de la publicación Plan Anual de Estudios – PAE 2015
Tipo de contenido del documento
Resumen:

PRESENTACIÓN

El cambio climático se ha convertido en uno de los retos más importantes para los países, en especial para aquellos que han suscito los diferentes tratados como el del Kioto, cumbres, donde se han examinado los problemas ambientales existentes en el mundo y la manera de cómo afrontarlos; es por ello que nos vemos obligados, como Distrito Capital, a asumir estrategias con miras a preservar, mantener y recuperar dichos recursos.

Al inicio de la Administración de “Bogotá Humana” se vio la intención de preservar y mantener la Estructura Ecológica Principal-EEP, velando por proyectos de inversión que permitieran la conservación y recuperación de parte de dicha estructura; entre ellos los que más llamaron la atención fueron los proyectos con miras a descontaminar el Río Bogotá, así como la “Ampliación y optimización del relleno sanitario Doña Juana”, a través de sus Programas “Saneamiento Río Bogotá”; y “Basura Cero” respectivamente, acciones que a pesar de ser ambiciosas, a la fecha no se han reflejado en avances frente a la recuperación del río, al igual que no se ha alcanzado una cultura de reciclaje en la ciudad. Si estos programas lograsen su cumplimiento, permitirían que la Capital contribuyera de manera efectiva en un desarrollo sostenible para la ciudad y la región.

Ahora bien, visto desde la Política Pública, a pesar de existir coherencia y concordancia entre los instrumentos de planificación ambiental de largo, mediano y corto plazo, hemos evidenciado que en el proceso de ejecución del Plan de Desarrollo Distrital, los programas y proyectos encaminados a la preservación, conservación y recuperación de la estructura ecológica principal, además de presentar una baja asignación de recursos, su ejecución no es la mejor y se encuentran concentrados en unos pocos proyectos del Eje 2, situación que puede poner en riesgo el cumplimiento de los objetivos y metas ambientales trazados a largo plazo a través del Plan de Gestión Ambiental Distrital- PGA.

Es por ello, que en éste informe se presenta una visión global derivada del ejercicio del control fiscal macro, en el cual se evalúan los resultados de las acciones de gestión ambiental distrital del último año, no sólo de los instrumentos de planificación ambiental, sino de las diferentes actuaciones de la administración “Bogotá Humana” destacándose, entre otros, los siguientes aspectos:

En el primer capítulo se examina la asignación de recursos para la vigencia 2014, durante la cual, el Distrito Capital destinó para el Plan de Acción Cuatrienal Ambiental – PACA $1.185.494 millones y para los Planes Ambientales Locales- PAL $85.603 millones, para un total de $1.271.0971 millones, de los cuales ejecutaron $1.037.1212 millones , a través de los proyectos de inversión directa del Plan de Desarrollo “Bogotá Humana”, y adicionalmente para dicha gestión por gastos de funcionamientos reportados por la Empresa de Energía de Bogotá-EEB y la Universidad Distrital Francisco José de Caldas-UDFJD, se asignaron $5.930,1 millones de los cuales se ejecutaron $5.929,6 millones.

La evaluación a la Gestión Ambiental Distrital realizada por esta Contraloría, se soporta en la información reportada por las 20 entidades que conforman el SIAC y los 20 Fondos de Desarrollo Local, cuyos instrumentos operativos de planeación ambiental son PACA y el PAL, respectivamente. Del análisis del cumplimiento de dichos instrumentos se realizó la calificación para el Distrito que en cuanto a eficacia alcanzó un 60.49% y por lo tanto su resultado es de ineficaz, esto significa que no se dio cumplimiento a las metas programadas, entre otras causas debido a que hay alta concentración de la contratación al final de la vigencia, que impide que efectivamente se reciban los bienes y servicios oportunamente, debiendo aplazar su ejecución real para la siguiente vigencia ; en cuanto a los recursos asignados, a pesar de ser escasos, su ejecución fue del 83.27%, por lo cual desde este aspecto puede calificarse como eficiente, con la aclaración ya realizada que se apropian recursos pero no se giran por la contratación de último momento.

Algunas entidades distritales presentaron un cumplimiento de metas realmente preocupantes como es el caso del IDU con un 1,9%, Metrovivienda 0%, y Unidad de Malla vial 53.8% ; en cuanto a Localidades la gestión ambiental de 17 Fondos de Desarrollo Local se califica como ineficaz, donde 9 reportaron un cumplimiento del 0% y 8 por debajo del 75%. Solamente las localidades de San Cristóbal, Suba y Tunjuelito presentaron un cumplimiento del 100% de sus metas.

Es preocupante para la Contraloría que ante el incumplimiento de las metas como lo indica la calificación de ineficacia obtenida por las entidades distritales, la Secretaría distrital de Ambiente- SDA como autoridad ambiental y que debe velar por el seguimiento y cumplimiento de dichas metas no asuma su rol, máxime cuando el resultado de dicha gestión, además de garantizar la solución o mitigación de los problemas ambientales de la ciudad, debe servir como un insumo para orientar la gestión ambiental de futuras administraciones.

Dentro del segundo capítulo del presente informe se aborda el tema de la Política de Desarrollo Bajo en Carbono en el Distrito Capital, según los acuerdos internacionales asumidos por el país, direccionado desde una política a nivel nacional, con el propósito de generar estrategias encaminadas a la reducción de los Gases de Efecto Invernadero; por tal razón, este capítulo retomó las acciones desarrolladas por el actual Plan de Desarrollo Distrital “Bogotá Humana”, y enfatizó en aquellas ejecutadas por el sector transporte, siendo éste el que mayor aporte de contaminantes emite a la atmosfera, afectando la calidad del aire de la ciudad.

En el tercer capítulo, se realiza la estimación de la Huella Hídrica de la ciudad de Bogotá para el año 2014 como seguimiento al ejercicio realizado en la vigencia anterior, esto con el fin de apreciar los patrones de uso y consumo del recurso en la ciudad. Dicha estimación evidenció un aumento del 16,40% en el consumo del recurso con respecto al año 2013, debido al incremento de la carga contaminante aportada a los diferentes cuerpos hídricos de la región sumado al aumento en la demanda de alimentos de los habitantes de la ciudad.

La estimación de la huella hídrica durante los periodos evaluados demostró que las fuentes de agua al interior de la ciudad, no suplen la demanda de los diferentes sectores, lo cual indica la vulnerabilidad que presenta Bogotá con relación al abastecimiento de agua; las necesidades del recurso se surten con fuentes externas, que en caso de una catástrofe pondrían en riesgo a la capital.

Teniendo en cuenta los resultados arrojados en el ejercicio de cálculo de la huella hídrica, este ente de control consideró importante también realizar el mismo ejercicio, pero esta vez para la huella de carbono, con el cual se pretende evaluar el impacto de las actividades desarrolladas en la ciudad sobre la calidad del aire debido a la presencia de GEI en la atmosfera y su efecto sobre el cambio climático; razón por la cual, en el capítulo cuarto, se presenta el marco metodológico para la estimación de dicha Huella en Bogotá, el cual incluye los métodos más relevantes a nivel internacional para su cuantificación; el ejercicio del cálculo como tal, se llevará a cabo por la Contraloría, en un estudio estructural programado para esta misma vigencia.

Por otro lado, en el último capítulo se expone la situación actual del Relleno Sanitario Doña Juana y su relación con los resultados de la ejecución del programa Basura Cero, donde se infiere que la ciudad hasta la fecha no cuenta con sitios diferentes a Doña Juana para realizar la disposición de sus residuos sólidos, situación que causa preocupación sobre su estabilidad y potencial colapso si se tienen en cuenta los siguientes aspectos:

• Han aumentado en los últimos años los volúmenes de disposición de residuos sólidos en el relleno, no solo por el incremento de la población sino por los bajos resultados en la implementación del programa Basura Cero, que no disminuye de manera importante la disposición de residuos en el relleno.

• Se ha incrementado la capacidad de las zonas de disposición final a través de la modificación de sus diseños iniciales, acción que se presenta como una optimización del relleno.

• Las laderas del terreno natural presentes en las márgenes de la vía principal, que conduce a la zona activa actual de disposición, presentan amenaza de derrumbe de los materiales que las conforman, sobre todo en temporada de lluvias.

• La limitada capacidad de la zona de contingencia para disposición de residuos, la cual se encuentra ubicada en inmediaciones de la entrada del relleno, área topográficamente más baja del mismo.

Lo descrito, evidencia y confirma el panorama de riesgos del relleno, en especial en la nueva zona de optimización y ratifica la afirmación de la AGENCIA DE COOPERACIÓN INTERNACIONAL DEL JAPÓN (JICA), que al referirse al relleno sanitario de Doña Juana dijo: “…En caso de ocurrir un accidente, el sitio se cerraría, las basuras se acumularían en la ciudad, y se producirían efectos adversos en la salud de los ciudadanos…”3., que dicho en otras palabras conllevaría a una emergencia sanitaria y ambiental de mayor magnitud a la ocurrida con el colapso del 27 de septiembre de 1997, para lo cual la ciudad no se encuentra preparada.

Este ente de control espera que el presente informe que tiene la connotación de obligatorio, además de presentar ante esa Honorable Corporación el Estado de los Recursos Naturales y el Ambiente del Distrito Capital, se convierta en una fuente de consulta que pueda contribuir en la función de control político ejercida por el Concejo de Bogotá.

Gabriel Alejandro Guzmán Useche
Contralor de Bogotá D.C. (A.F.)

Edición:
  • Septiembre
2015
Lugar de publicación Bogotá D.C.
Ecosistemas

Descargar “Informe Anual Sobre el Estado de los Recursos Naturales y del Ambiente de Bogotá D.C.” informe_recursos_naturales_contraloria.pdf – Descargado 85 veces – 4 MB

Anexo:
Descriptores geográficos
País del documento
  • Colombia
Departamento
  • 11001
Recurso
Ir al contenido
×