Ingresar / Registrarse

SDA y Ministerio de Ambiente liderarán mesa nacional de llantas con sectores involucrados

llantas_3.jpg

Tras una reunión conjunta entre la Secretaría Distrital de Ambiente y el Ministerio de Ambiente se acordó modificar la resolución 1457 del año 2010 que actualmente regula el plan posconsumo de llantas, como medida de fondo para solucionar el manejo de llantas en Bogotá.

Las entidades que harán parte de la mesa nacional de llantas son los Ministerios de Ambiente, Transporte, la ANLA, la Secretaría Distrital de Ambiente, ANDI y ANI.

La propuesta inicial es modificar la resolución para que se definan las responsabilidades, puntos y procesos de disposición final y se incluya otro tipo de llantas en la cadena de gestión.

La propuesta del Distrito es que el Gobierno Nacional adopte la política de utilizar granulo de caucho triturado en las nuevas vías de cuarta generación, como ya se aplica en un 20% en las de la capital del país y utilizarlas en la generación energética.

Distrito implementa plan de contingencia para recolectar llantas; en los últimos dos días ha recogido más de 2000.

Los acuerdos logrados en la reunión llevada a cabo en la Secretaría Distrital de Ambiente, en la que participaron todas las entidades involucradas en el programa de posconsumo de llantas de la ciudad y el país, se logró un acuerdo esencial para la gestión de llantas en Bogotá.

A partir del próximo 23 de enero la mesa nacional de llantas, convocada por la Secretaría Distrital de Ambiente y el Ministerio de Ambiente comenzará a trabajar en la modificación de la resolución 1457. La reforma, de manera expresa, busca definir las responsabilidades de cada uno de los actores, Nación, Distrito, importadores, usuarios, gestores y demás responsables de la cadena del posconsumo, que hoy no cubre la totalidad de la demanda en la capital del país.

La Autoridad Ambiental del Distrito propone y está dispuesta a prestar toda la asesoría al Gobierno Nacional para que éste adopte la política de reutilización del granulo de llantas en las obras de infraestructura de cuarta generación, hecho que ya se adopta en las vías de Bogotá, en donde se exige a los contratistas que el asfalto nuevo que se aplique en la ciudad incluya en un 20% granulo triturado de llanta.