Ingresar / Registrarse

Quebrada El Chicó: La joya escondida del barrio

image_chico.jpg

FUENTE DA ORIGEN AL CANAL EL VIRREY. UNOS CUANTOS VECINOS Y EL ACUEDUCTO TIENEN ACCESO EXCLUSIVO.

Tiene una caí­da de 15 metros de altura y está a 15 minutos de caminata de la carrera 3ª con calle 92-00. La quebrada El Chicó nace en los cerros orientales de Chapinero y alimenta al canal El Virrey.

Es el principal afluente que da origen a ese canal, que antes era un cuerpo de agua natural conocido como quebrada El Chicó”, explicó Carlos Bello, coordinador ambiental de abastecimiento del Acueducto.

Algunos vecinos saben de la existencia de la quebrada por los estragos que causó en el pasado, como Rubén Guevara, quien cuenta cómo causó una tragedia. Hace 15 años la quebrada se desbordó e inundó la carrera 7ª con tal fuerza que ahí­ se ahogó una persona”, recordó.

Pocos la recuerdan por su belleza ya que es de difí­cil acceso. Se encuentra en un área protegida, donde también se instaló el tanque de almacenamiento de agua El Chicó, que provee al sector. La quebrada es un punto de evacuación de las aguas limpias que sobran del tanque.

Allá solo se llega con un permiso especial de la Empresa de Acueducto, pues se encuentra en uno de sus predios. Luego hay que derrotar una espesa vegetación, que cubre cerca de 4,5 hectáreas que componen la zona.

Según Bello, la quebrada, fuente hí­drica que nace producto de la comunicación de una serie de drenajes naturales bajo tierra, tiene una importancia enorme pues alimenta tres importantes canales de la ciudad.

La quebrada continúa de forma subterránea por la Circunvalar y se comunica con el canal El Virrey, luego entrega sus aguas al canal Rí­o Negro (Chapinero) y llega al canal el Salitre, que era el rí­o Juan Amarillo”, comentó.

Cerca de 15 familias que han construido lujosos predios y que son vecinos de los terrenos de la entidad son las únicas privilegiadas que tienen acceso a este nacimiento de agua.

Allí­ se encuentran con una vegetación tí­pica de bosque alto andino, compuesta por encenillos, bromelias o quiches, chusques y los pinos que fueron plantados en el pasado en los cerros orientales. Otra clase de vegetación que se halla en el lugar son los arbolocos y los cucharos, una vegetación que permite que allí­ anide cierta fauna como los colibrí­s y las pavas”, informó el Acueducto.

Así­ funciona el tanque

El tanque El Chicó (carrera 3ª con calle 92) entrega agua a 20 mil usuarios de la zona alta del barrio Chicó.

Sus aguas vienen del páramo de Chingaza y no de la quebrada.

El tanque, que puede almacenar 7.000 metros cúbicos, se encuentra en la parte baja de la caí­da de agua.