Ingresar / Registrarse

Por compromiso con la mitigación del cambio climático, Bogotá es finalista en los C40 Cities Awards

Gracias al arduo trabajo de Bogotá Humana a través de la Secretaría Distrital de Ambiente, la capital colombiana fue validada por el C40 (Grupo de ciudades líderes que trabajan para reducir las emisiones de carbono y adaptarse al cambio climático) e ICLEI, como una ciudad que cumple los compromisos de reporte de metas de reducción de emisiones y demás temas relacionados con vulnerabilidad y riesgos climáticos.

Es decir, Bogotá es reconocida según los más altos estándares internacionales, como una ciudad que se enruta de manera decidida hacia la adaptación y mitigación al cambio climático. Las metas de reducción de emisiones de Bogotá de acuerdo a su Plan de Desarrollo son: 49% al año 2025; 56% al 2038 y 62% al 2050.

Entre tanto, este 3 de diciembre se conocerán los ganadores de los C40 Cities Awards, en los que Bogotá es finalista junto con otras 32 ciudades, por la postulación conjunta con Londres sobre la “Declaración de Buses Limpios”. El proyecto consiste en poner a circular 40 mil buses con bajas emisiones para el 2020.

El aporte concreto de Bogotá en la COP21 será llevar dos mensajes precisos: el primero, desfosilizar la economía, implementar sistemas de movilidad más eficientes con esquemas eléctricos, establecer impuestos específicos al carbono y segundo, llevar finalmente la a discusión como proceso general en el Compact of Mayors (red de ciudades que enfrentan el cambio climático) las propuestas específicas para establecer compromisos claros.

Bogotá Humana asiste a la COP21 para ratificar su compromiso de transformación a nivel local, nacional, regional y mundial, en la reducción de emisiones de gases efecto invernadero. Desde allí, firmará un pacto para reducir emisiones, junto con otras ciudades como Buenos Aires, Nanjing, Singapur, Estocolmo, Milán, Nueva York, entre otras.

“Vamos con muchas ciudades del mundo, y como parte del pacto global de alcaldes, a lanzar nuestras metas de reducción de emisiones y demostrar que las grandes ciudades del mundo estamos unidas a contribuir con la reducción de los GEI, con el fin de que la temperatura del planeta no aumento a los 2°C”, afirmó la secretaria de Ambiente Susana Muhamad.

La capital colombiana es una de las pocas ciudades a nivel nacional que ha incluido en su plan de desarrollo procesos de mitigación y adaptación al cambio climático, al tiempo que los implementa de manera eficiente, motivo por el cual se ha ganado un gran reconocimiento por parte de El Vaticano, C40, CGLU, ONU-Hábitat, entre otros organismos internacionales.