Ingresar / Registrarse

Nace la ruta del agua en el Jardín Botánico

rutagua_1.jpg

El Jardín Botánico avanza en diferentes proyectos orientados a lograr un mayor conocimiento del agua y plantas, a través de la investigación científica sobre los ecosistemas altoandinos, de páramo y humedal; la renaturalización de corredores biológicos y rondas de los cuerpos de agua de la ciudad, y de programas de educación ambiental dirigidos a los habitantes de las siete cuencas en que se ordena el territorio capitalino.

La Ruta del Agua exhibe tres ambientes: la zona de criptógamas, el páramo y el jardín de humedales. Cada uno da cuenta de la flora nativa colombiana en zonas acuáticas, y también mejora las condiciones ambientales para la avifauna de la ciudad.

Asimismo, incluye un nuevo sistema de señalización, con textos en español, inglés y braille, el cual fue diseñado para facilitar la lectura por parte de diversos públicos.

En el acto de apertura de este proyecto para la ciudadanía el Alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro Urrego, dijo que el Jardín Botánico es una “joya investigativa y científica de Bogotá y un modelo de administración pública para el país”, y señaló la importancia de la representación de páramo existente en la entidad y los esfuerzos de sus investigadores para combatir el cambio climático a partir de iniciativas como la conservación de diversas especies de frailejones sembradas exitosamente en este lugar.

Por su parte Luisz Olmedo Martínez, Director del Jardín Botánico, señaló que la Ruta del Agua es el resultado de la acción investigativa y de la generación de conocimiento para la transformación de la sociedad. “El Jardín Botánico le entrega a la ciudad y al país una muestra de la fragilidad de la vida y de la belleza de la vida”.

Datos de interés:

¿Qué es la zona de criptógamas?

Es una de las colecciones botánicas del Jardín para el desarrollo de musgos, helechos y afines (equisetos, licopodios, selaginelas e isoetes). Son plantas que se reproducen mediante esporas, requieren en general de alta humedad y sombra, y garantizan la captación y estanqueidad del agua. Esta zona cuenta con aproximadamente 500 individuos de 30 especies, incluyendo algunos majestuosos helechos arborescentes (Dicksonia sellowiana y Cyathea caracasana)

¿Qué es un páramo ex situ?

El Jardín Botánico es el único en el mundo en contar con una representación ex situ de un páramo. Esta zona ha permitido a los científicos de la entidad avanzar en procesos conservación, propagación y representación de las especies de este ecosistema, fundamental para las diferentes regiones del país. A la fecha, la colección de páramo cuenta con aproximadamente 130 especies de plantas nativas; 1021 individuos y 755 bloques o cespedones trasplantados.

Algunos de los ambientes representados aquí son:

• Bosque altoandino que rodea el páramo con bosques de gaques (Clusia spp.) y cucharos (Myrsine), rodamontes (Escallonia myrtilloides), encenillos (Weinmannia), colorados (Polylepis quadrijuga), chuscales (Chusquea) y pajonales (Calamagrostis).

• Ambiente de subpáramo con el cinturón de ericáceas, chites (Hypericum) y otros arbustos.

• Ambiente de páramo con especies de senecios (Senecio), cardones (Puya), helechales (Blechnum loxense) y cinco especies de frailejones (Espeletia).

• Humedal de alta montaña, con cardos gigantes (Puya goudotiana) y juncos (Juncus effusus)

¿Qué es el jardín de humedales?

Es el resultado de uno de los principales proyectos que el Jardín Botánico desarrolla en la actualidad. Tiene como fin producir material vegetal nativo para multiplicarlo y reintroducirlo en ambientes naturales. También sirve como hábitat de aves y plantas acuáticas. En términos educativos se busca contribuir a la formación y fortalecimiento de la consciencia ambiental de los capitalinos.

Este humedal cuenta con plantas de hojas flotantes que se enraízan en el fondo del reservorio y varios tipos de plantas emergentes como graminoides, juncoides y herbáceas. Se pueden encontrar especies amenazadas y nativas. Esto ha permitido la llegada de aves de pantanos y humedales como las tinguas azules, lo que evidencia la funcionalidad en temas biológicos de esta representación de humedal.

A la fecha el Jardín Botánico ha sembrado 24 especies representativas de los humedales de la ciudad y de la Sabana de Bogotá.

La Ruta del Agua es una propuesta pedagógica que enseña, en un recorrido de aproximadamente 400 metros, la importancia de este recurso a partir de la recreación del ciclo hídrico y de la flora asociada a los diferentes ecosistemas por los que ésta transita.