Ingresar / Registrarse

Más de 8.000 familias reasentadas en la Bogotá Humana

El reasentamiento no es forzado, sino voluntario de las familias que reconocen la situación de riesgo puesto que cuando se presenta la tragedia ya no hay nada que hacer; en el riesgo podemos actuar y prevenir Javier Pava Sánchez, director IDIGER.

En el marco de los 30 años de la avalancha de Armero donde se evidenció que el país no estaba preparado para enfrentar una emergencia de tal magnitud y grandes ejemplos como el reasentamiento del municipio de Gramalote en Norte de Santander en el 2010; el IDIGER lanzó el cortometraje ¿nos vamos? o ¿nos quedamos?; una herramienta audiovisual que busca reflejar las dificultades y el riesgo que viven miles de familias en el país.

El cortometraje tiene una duración de 18 minutos y busca prevenir tragedias y visibilizar el enfoque del reasentamiento en la Bogotá Humana debido a la continua llegada a la ciudad de miles de personas a causa del conflicto armado o por fenómenos climáticos en diferentes regiones debido al uso de territorios en proyectos mineros, – energéticos o de monocultivos han causando desplazamientos o migraciones que presionan la ocupación de zonas de alto riesgo en la capital del país.

El lanzamiento de este cortometraje se realizó en la Cinemateca Distrital y se proyectará en las salas de cine del país para que los televidentes conozcan la importancia del reasentamiento y la situación de miles de familias en el país.

En la BOGOTA HUMANA se logró reasentar a 2908 familias por inundación y 1630 por remoción en masa para un total de 4538 a lo cual se suman las 3667 que aún están pendientes por culminar con el proceso para un total de 8.205.

Mediante la reubicación de familias expuestas a riesgos y la intervención integral del territorio para lograr su ordenamiento desde la perspectiva de sostenibilidad ambiental y adaptación al cambio climático, se han impulsado importantes transformaciones en materia de programas, instrumentos y acciones con enfoques de derechos, que han permitido avanzar en medidas de reducción de riesgos como es el reasentamiento de familias.

Con el programa de reasentamiento de las familias se obtiene la recuperación de las zonas de riesgo y más de 14 quebradas de las localidades de Ciudad Bolívar, San Cristóbal, Usme y Rafael Uribe Uribe. Muchos son los esfuerzos y labores que se deben reevaluar con respecto a la adaptación al cambio climático y el reasentamiento busca integrar todas estas variables para así enseñar y mostrar a la comunidad el por qué deben ser partícipes de estos procesos cuando les sea sugerido.