Ingresar / Registrarse

El Vaticano fue clave para salvar de extinción al loro orejiamarillo en el país

nota-vaticano-14-01-2018..jpg

En los años noventa esta ave estuvo a punto de extinguirse porque sus plumas se usaban para adornos del Domingo de Ramos. Gracias a la intervención de la iglesia y un grupo de ambientalistas, las poblaciones se recuperaron en Colombia.

La población silvestre del loro orejiamarillo en Colombia se ha multiplicado después de que hace 30 años se creía casi extinguida, y en su recuperación ha resultado clave un proyecto desarrollado por Loro Parque Fundación y la intervención del Vaticano, pues las plumas se usaban para el Domingo de Ramos.

En un comunicado de Loro Parque se indica que la población silvestre de estas aves, en peligro de extinción, se ha multiplicado y ha alcanzado cifras récord gracias al apoyo financiero de la Fundación y a la intervención clave de El Vaticano.

La participación de la Fundación en el proyecto para salvar al loro orejiamarillo, junto con la Fundación ProAves de Colombia, ha sido fundamental para conseguir que hoy la población silvestre de estas aves se multiplique y haya alcanzado cifras récord.

La historia que ha marcado su supervivencia comenzó a mediados de 1990, cuando Loro Parque Fundación apoyó la protección en Ecuador de los últimos 20 ejemplares.

En 1988 habían desaparecido y se temía que la especie se hubiera extinguido por completo pero ese mismo año comenzó el proyecto “Ognorhynchus” con el objetivo de garantizar la supervivencia de la especie y su hábitat en Los Andes colombianos.