Ingresar / Registrarse

Distrito analiza mecanismos de financiación y administrativos para Reserva Thomas van der Hammen

reserva_thomas_van_der_hammen_2.jpg

Generar propuestas administrativas y financieras para la reserva de Bogotá Thomas van der Hammen fue el propósito del encuentro entre expertos internacionales y la Administración Distrital.

Durante dos días, técnicos de las reservas de La Haya, México D.F. y Barcelona, compartieron sus experiencias frente a la operatividad de los bosques urbanos: HaagseBos, el Bosque de Chapultepec y el parque Collserola. Asimismo, los secretarios de Ambiente, Susana Muhamad, y Planeación, Gerardo Ardila, plantearon la actual situación del próximo bosque urbano de Latinoamérica.

Allí se dejó claro que se está en el proceso de adquisición de los predios en la Reserva Forestal Thomas van der Hammen, luego de que las Secretarías en mención comprometieran 140 mil millones de pesos para este proceso, que permite avanzar en la materialización de este proyecto ambiental.

Frente al aspecto financiero para la construcción del Reserva, la Secretaria de Ambiente aseguró que se debe “buscar una mezcla de instrumentos financieros que funcione para Bogotá, ya que hay distintos planteamientos como el decreto 1562 con el tema de plusvalías, tasas por el uso del paisaje, actividades con usos comerciales, concesiones con establecimientos comerciales, que apoyen la misionalidad de la reserva y otros impuestos que se puedan crear como financiación pública y privada”.

La van der Hammen tiene más de 1.395 hectáreas, por lo tanto se requiere sembrar 1.100 árboles por hectárea para que en tres años se empiecen a ver especies con alturas entre 3 y 5 metros.

“Hay que combinar muchos mecanismos y hoy estábamos analizando muchas metodologías internacionales; ahora entramos a estudiar cuáles son las más apropiadas para Bogotá, que favorezcan su diseño y permitan que se establezca como un ícono en la ciudad”, señaló el secretario de Planeación.

Propuestas de experiencias internacionales

Josep Mascaró, responsable del urbanismo, paisajismo y proyectos del consorcio del Parque Natural de la Sierra de Collserola en Barcelona: “Quien administre la Reserva debe creérselo y plantear un programa claro y a largo tiempo, generando conciencia a todas las personas para que comprendan el valor de estos espacios ambientales”.

Lourdes Pérez, directora de Operaciones e Infraestructura Deportiva del Instituto del Deporte del Distrito Federal: “De acuerdo a los intereses generales, todos los actores que influyen deben participar en una Reserva como esta para que se pueda generar un espacio propicio y que perdure para el bien de los habitantes”.

Jenny Van Leeuwen, encargada del Bosque de la Haya. Holanda: “Para la financiación de una reserva el gobierno nacional debe aportar un 50%, la administración local un 25 % y el sector privado el 25 restante. Además, crear un impuesto ambiental que ayude a mantenerlo en óptimas condiciones”.