Ingresar / Registrarse

Colombia se compromete a luchar contra el plástico de un solo uso junto a 170 países

nota-colombia-plasticos-18-03-2019.jpg

170 países alcanzaron un acuerdo sobre artículos de plástico desechables como bolsas, vasos y cubiertos en la Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente que se celebra en Nairobi (Kenia). Colombia también firmó la propuesta.

Las naciones participantes en la cuaerta Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente (incluida Colombia) se comprometieron a adoptar medidas para disminuir su consumo al 2030.para reducir los más de ocho millones de toneladas de plásticos que ingresan a los océanos cada año.

La declaración ministerial final, emitida en un día de protestas juveniles contra el cambio climático, hizo solo dos referencias al calentamiento global provocado por el hombre y ninguna a los combustibles fósiles que lo impulsan.

El documento reconoce que el 10% de los desechos mundiales son plásticos, que en el mundo se usan 500.000 millones de bolsas anuales y que cada año se vierten en los océanos ocho millones de toneladas de plástico. Sin embargo, el compromiso que adoptan en el documento es vago. “A menos que cambien las actuales pautas de consumo y prácticas de gestión de desechos, en 2050 habrá unos 12.000 millones de toneladas de basura plástica en vertederos y el medio ambiente”, dice el documento.

De acuerdo con lo firmado, los países abordarían el daño a nuestros ecosistemas causado por el uso y la eliminación insostenibles de los productos plásticos, incluso reduciendo significativamente los productos plásticos de un solo uso para el 2030.

Las medidas incluirían “colaborar con la industria para alentar al sector privado a innovar y encontrar alternativas a los productos de plástico desechables que sean asequibles e inocuas para el medio ambiente y promover modelos empresariales que tengan en cuenta el impacto ambiental de sus productos; adopten medidas, según proceda, dirigidas a promover la determinación y el desarrollo de alternativas ambientalmente inocuas a los productos de plástico desechables, teniendo en cuenta las consecuencias de la totalidad del ciclo de vida de esas alternativas, y otras recomendaciones.

El mundo produce actualmente más de 300 millones de toneladas de plásticos al año, y hay al menos cinco billones de piezas de plástico flotando en nuestros océanos, según los científicos.

Sin embargo, una declaración ministerial inicial al comienzo de la asamblea ambiental de la ONU esta semana había propuesto un compromiso para eliminar los plásticos de un solo uso … para 2025, una promesa mucho más fuerte que la que las naciones de compromiso parecen haber alcanzado. De acuerdo con The Guardian, la delegación de Estados Unidos se ocupó de alcanzar un acuerdo mucho menos ambicioso que el propuesto inicialmente.

Noruega, Japón y Sri Lanka presentaron propuestas para un acuerdo legalmente vinculante para que las naciones coordinen las acciones contra la basura plástica en los océanos y microplásticos. India también sugirió acciones firmes con una resolución para eliminar el plástico de un solo uso en todo el mundo. Pero según el diario británico, la propuesta inicial comprometía a los países a reducir el consumo de plástico de un solo uso para 2025, pero Estados Unidos trató de bloquear la propuesta.

Como resultado, se acordó una serie de propuestas no vinculantes, incluida la adopción de un plan de acción por parte del comité de protección del medio marino de la Organización Marítima Internacional para reducir la basura plástica de los barcos, y sugerencias para una mejor gestión global de los datos sobre la contaminación plástica. En la declaración final el tiempo de actuar se extendió de 2025 a 2030.

Otro importante motivo de discusión durante las negociaciones fue la geoingeniería, o el uso de proyectos de infraestructura a gran escala no probados para mitigar el impacto climático de las emisiones provocadas por el hombre. Una propuesta suiza para una mayor supervisión de estos proyectos potencialmente poderosos pero arriesgados fue recibida con una feroz oposición de Estados Unidos y Arabia Saudita, según AFP.