Ingresar / Registrarse

Tres buses híbridos promocionan campaña para disminuir pendones y pasacalles ilegales en Bogotá

bus_hibrido.jpg

Los vehículos transitan por las carreras 7 y 10, y recorren 4 de las localidades más contaminadas visualmente: Usaquén, Chapinero, Santa Fe y Teusaquillo. En el primer semestre de este año, la Secretaría Distrital de Ambiente (SDA) desmontó 7 mil pendones y pasacalles ilegales del espacio público bogotano.

Desde hoy, la ciudadanía conocerá una nueva campaña de la Secretaría de Ambiente que pretende ponerle freno a la proliferación ilegal de elementos de publicidad exterior visual, específicamente a los pendones y pasacalles utilizados principalmente por las constructoras.

Tres de los buses híbridos que transitan por las carreras 7 y 10 serán los encargados de dar a conocer el mensaje de la campaña: “Denuncie la presencia de publicidad ilegal en espacio público”, ubicado en cada uno de los costados de los vehículos.

Según Susana Muhamad, Secretaria Distrital de Ambiente, el propósito es que la ciudadanía denuncie la proliferación de pendones y pasacalles, para que así sean retirados por la autoridad ambiental del Distrito y se inicien los respectivos procesos sancionatorios contra los dueños de la publicidad ilegal.

Estos buses híbridos, que contarán con el mensaje anti publicidad ilegal por dos meses, recorrerán cuatro de las localidades más contaminadas por pendones y pasacalles ilegales: Usaquén, Chapinero, Santa Fe y Teusaquillo.

La ciudadanía puede hacer sus denuncias sobre publicidad exterior visual ilegal en la página web de la SDA (www.ambientebogota.gov.co, en el link de atención al usuario), comunicándose al 3778899 o a la línea 123 de la Policía Nacional.

“Además del impacto visual que causan y de estar prohibidos por la normatividad ambiental vigente, el material en el que están elaborados los pendones y pasacalles se demora en biodegradarse hasta mil años”, apuntó Muhamad.

En el primer semestre de este año, la SDA desmontó 96.845 elementos ilegales de publicidad ilegal, de los cuales aproximadamente 7 mil fueron pendones y pasacalles en su mayoría en las localidades de Usaquén y Chapinero.

En agosto de este año, de los 10.000 desmontes realizados, el 10 por ciento fueron pendones y pasacalles que anunciaban la venta de apartamentos y viviendas.

“En promedio, al año retiramos más de 9 toneladas de pendones y pasacalles del espacio público bogotano, cifra que representa tres veces la cancha del Estadio El Campín”, puntualizó Muhamad.

Las sanciones por contaminar visualmente en Bogotá pueden llegar hasta los 5 mil salarios mínimos mensuales legales vigentes.