Ingresar / Registrarse

Se estrena nueva estación de recarga para vehículos eléctricos

taxis_electricos.jpg

Entra en servicio la nueva estación de recarga para vehículos eléctricos con 13 conectores la cual está ubicada en el parqueadero de la Unidad Deportiva el Salitre UDS, siendo esta la tercera estación con la que cuenta la ciudad, junto a la ubicada en el sótano del Parque Tercer Milenio y a la que opera en cercanías a la Avenida Ciudad de Cali con Calle 26.

La construcción de esta estación de recarga se realizó con inversión netamente privada con costos que ascienden a más de 300 millones de pesos representados en adecuación de redes de transmisión eléctrica e instalación de equipos; naturalmente este logro fue posible gracias al trabajo conjunto de varias entidades del sector privado y del Distrito Capital en cabeza de la Secretaría de Ambiente, el Instituto Distrital de Recreación y Deportes IDRD y la Secretaría de Movilidad.

Actualmente la infraestructura de recarga de la ciudad está siendo utilizada por los vehículos de la operación piloto de taxis eléctricos, que hoy día suman 31 vehículos, esperando al corto plazo completar los 50 taxis eléctricos previstos para el proyecto, sin embargo al romperse la barrera de la no disponibilidad de puntos de recarga y al tener información local de la operación y desempeño de esta tecnología vehicular, se espera que la cantidad de vehículos eléctricos que utilicen esta infraestructura sea paulatinamente superior a las 50 unidades y que pertenezcan no solo al transporte público sino también al transporte particular.

Debe recordarse que la movilidad eléctrica en un país como Colombia, cuya electro generación es principalmente, de origen hídrico, brinda la oportunidad de lograr importantes beneficios ambientales por reducción de emisiones, en la medida que su penetración y participación en el parque automotor local desplace vehículos con motor de combustión. Durante su operación, los vehículos eléctricos no generan emisiones directas al aire y se resalta que al no quemar combustibles fósiles en un motor de combustión interna, estos vehículos tampoco generarán emisiones directas de dióxido de carbono CO2, uno de los principales gases de efecto invernadero que son responsables de calentamiento global y cambio climático.