Ingresar / Registrarse

¿Qué hacer con las bombillas que dejan de funcionar?

Las bombillas ahorradoras y fluorescentes contienen mercurio, plomo, níquel y cadmio, que pueden ser ingeridos o  inhalados por los seres vivos causando graves daños a la salud y al ambiente, es por eso que estas lámparas son consideradas residuos peligrosos.

Como estas bombillas tienen características especiales, cuando dejan de funcionar, no deben arrojarse a la basura con los residuos ordinarios, ya que contienen componentes peligrosos.

¿Quiere recolectar correctamente las bombillas ahorradoras, fluorescentes o HID (Mercurio, sodio y metal halide) de tu conjunto edificio o urbanización?

Las bombillas usadas se pueden entregar en los contenedores de Lúmina, ubicados en diferentes puntos de recolección.

Lúmina es un colectivo posconsumo, que tiene como objetivo formular, presentar e implementar un Sistema de Recolección Selectiva y Gestión Ambiental de Residuos de Bombillas. Se trata de un programa diseñado para facilitar el cumplimiento del compromiso ambiental de los productores y comercializadores de bombillas en Colombia. A través del cual se planea, ejecuta y proyecta un completo plan de gestión ambiental, que entrega beneficios tangibles al medio ambiente y a las empresas vinculadas.

¡No deposites en la basura las bombillas que no funcionan! Buena idea usarlas, mejor idea recolectarlas.
Mayor información sobre este programa y los puntos de recolección en: www.lumina.com.co