Ingresar / Registrarse

Polo y Liberal, los partidos que más contaminaron a Bogotá con publicidad polí­tica ilegal

polo_liberal_contaminacion.jpg

El pasado domingo, Bogotá culminó las campañas polí­ticas para Senado y Cámara de Representantes. A pesar de los controles de la autoridad ambiental reinó la proliferación de publicidad polí­tica ilegal, instalada tanto en las sedes polí­ticas como en el espacio público.

Según la Secretarí­a de Ambiente, que desde diciembre de 2013 empezó a realizar operativos de desmonte de esta publicidad, se lograron retirar 13.441 elementos ilegales en toda Bogotá de todos los partidos polí­ticos.

El Polo Democrático, con 7.397 elementos ilegales, y el Partido Liberal con 2.067, fueron los mayores responsables de la contaminación visual de Bogotá.

El ranking de los infractores polí­ticos lo completan el Partido Verde con 1.806 elementos, La U (831), Comunidades Negras (445), Indí­genas de Colombia (435), Conservador (336), Mira (85) y Unión Patriótica (33).

Más del 90 por ciento, es decir 12.000 elementos, fueron afiches, pendones y telones, que suman cerca de 44.000 metros cuadrados, cuatro veces el tamaño de la Plaza de Bolí­var.

Las localidades predilectas por los polí­ticos fueron Chapinero, Teusaquillo, Santa Fe, Bosa, Kennedy y Fontibón.

Ahora, el Consejo Nacional Electoral será el encargado de multar a los partidos infractores, con sanciones que oscilarí­an entre $10.482.533 hasta $104.825.330. Además deberán pagar el costo del desmonte a la SDA.

En total, la Secretarí­a de Ambiente recibió 24 solicitudes de candidatos para tramitar el aviso en su sede polí­tica, de las cuales 17 fueron negadas por no cumplir los requisitos ambientales. Esto demuestra que los polí­ticos siguen incumpliendo la ley y contaminando la ciudad, apuntó Néstor Garcí­a, Secretario Distrital de Ambiente.

¿Bogotá limpia?

Culminadas las elecciones, la orden es que todos los partidos polí­ticos desmonten toda su publicidad (tanto legal como ilegal) de sus sedes polí­ticas y del espacio público.

En pocas palabras, Bogotá deberí­a estar libre de toda publicidad polí­tica desde el pasado lunes.

Sin embargo, ante el constante desacato de los polí­ticos, la Secretarí­a de Ambiente continuará realizando operativos de desmonte durante todo el mes, y le enviará el reporte de los infractores al Consejo Nacional Electoral para que aplique las respectivas sanciones.