Ingresar / Registrarse

Lista concertación ambiental para reglamentar el suelo en Sumapaz

sumapaz.jpg

La Secretaría Distrital de Planeación firmó la concertación ambiental con la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca-CAR, que viabiliza la adopción de las Unidades de Planeamiento Rural (UPR) Río Sumapaz y la de Río Blanco, esto dentro del marco del proceso de reglamentación del suelo en la localidad de Sumapaz.

Mediante la UPR, los habitantes de Sumapaz van a conocer las normas que les permitirán hacer adecuaciones a sus viviendas, y contar con equipamientos de apoyo a la producción agropecuaria, requeridos en el territorio.

Por otro lado, las entidades distritales tendrán la claridad normativa que les va a permitir por ejemplo, hacer inversión en el mejoramiento del sistema vial y a nivel de servicios básicos como salud, educación y/o integración social.

La iniciativa de reglamentación del suelo rural está armonizada con la propuesta de Zona de Reserva Campesina del Sumapaz, el Parque Nacional Natural Sumapaz y las áreas protegidas de orden distrital, con lo cual se reconoce el papel del campesinado en la conservación de las áreas que conforman la estructura ecológica principal de Bogotá.

Puntos centrales de la reglamentación:

  • Se reconocen las áreas de producción agropecuaria como zonas de sostenibilidad de Bogotá y para la permanencia del campesino en el territorio.
  • Se proponen lineamientos para los centros poblados La Unión y San Juan, aportando al buen vivir del campesino.
  • Se reconocen los nodos de equipamientos y servicios con el fin de focalizar los servicios requeridos para la población del corregimiento de San Juan.
  • Se reconoce a Nueva Granada como Centro Poblado, convirtiéndose en un eje de la conectividad regional.
  • Se da soporte administrativo que permite viabilizar la inversión de los programas y proyectos institucionales para la localidad de Sumapaz.
  • Se incorpora el componente de riesgo y cambio climático, con el cual se priorizan acciones de mejoramiento del sistema vial existente y de los asentamientos humanos.

Con esta propuesta de ordenamiento y planeamiento territorial se espera a mediano y largo plazo el desarrollo de un territorio sostenible, siendo un escenario para el buen vivir y en paz de los habitantes de Bogotá.