Ingresar / Registrarse

La Cámara de Comercio de Bogotá, más amigable con el medio ambiente

camara_comercio_amigable_medio_ambiente.jpg

Con una flota de bicicletas eléctricas que la Cámara de Comercio de Bogotá -CCB-, sede Salitre, tendrá disponibles para que sus empleados puedan trasladarse desde y hacia sus hogares, la CCB ofrecerá una nueva alternativa de transporte más amable con el medio ambiente. La entrega de las bicicletas se llevará a cabo este martes, 8 de septiembre.

Empleados de la CCB gastan en promedio 17 días al año trasladándose desde y hacia su lugar de trabajo. La utilización de la bicicleta en el mundo ahorra unos 240 millones de galones de gasolina cada año.

El objetivo de este programa piloto, que durará 12 meses y que luego podría replicarse en otras sedes de la entidad, servirá para que sus empleados comprueben que ir al trabajo en bicicleta es una forma eficiente, posible y segura.

Según un estudio de la CCB el uso de la bicicleta como medio de transporte alternativo tiene ventajas de tipo económico y ambiental, así como en la salud de las personas que lo prefieren.

En términos económicos, por ejemplo, el análisis asegura que una bicicleta es mucho menos costosa que un vehículo, al tiempo que usa un 60% menos espacio y no causa deterioro de la malla vial. A esto se suma el ahorro que genera en tiempos de traslado y en consumo de combustibles fósiles, reducción que ha sido estimada en unos 240 millones de galones de gasolina año en el mundo.

El uso de la bicicleta no genera contaminación atmosférica o auditiva, y mantiene a las personas en constante actividad física, lo que reduce el riesgo de que sufran enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer e hipertensión arterial, entre otras.

Planes empresariales de movilidad sostenible

La CCB, consciente de la responsabilidad que debe asumir el sector privado de Bogotá y la Región en el desarrollo de planes empresariales de movilidad sostenible, ha venido realizando desde hace varios años un diagnóstico interno que le ha permitido identificar los beneficios que tendría el uso compartido de los diferentes medios de transporte público y privado, así como la utilización de la bicicleta como herramienta alternativa para la movilización de sus colaboradores.

De esta forma la entidad ha podido establecer que sus colaboradores en promedio recorren 9 kilómetros para llegar a su lugar de trabajo, distancia que si se hace en taxi o en vehículo particular toma alrededor de 45 minutos. Esto significa que cada colaborador, para el caso de la CCB, invierte unos 17 días al año trasladándose desde y hacia su lugar de trabajo.

Si el mismo recorrido se realizara en una bicicleta tomaría apenas 25 minutos; es decir, un 44% menos frente al tiempo calculado para ese mismo recorrido en taxi o en carro particular.

La CCB presentará en el último trimestre del año un informe integral sobre esta materia en Bogotá y hará una serie de recomendaciones dirigidas a las autoridades, la ciudadanía y el sector empresarial en general.