Ingresar / Registrarse

íguila de páramo volvió a sobrevolar el cielo Bogotano

image_gallery__1_.jpg

El páramo Cruz Verde, ubicado a más de 3.500 metros sobre el nivel del mar, es el nuevo hogar de un águila de páramo que fue rehabilitada por la Secretarí­a de Ambiente.

Expertos de la SDA y la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca fueron los encargados de poner nuevamente en libertad a esta ave, que fue entregada voluntariamente por un ciudadano en el mes de abril.

Al abrir el guacal donde fue transportada desde el Centro de Recepción de Fauna de la SDA, el águila de páramo extendió sus alas y emprendió un largo vuelo, lo que indica que su rehabilitación fue exitosa.

Según la Secretarí­a de Ambiente, a pesar de que el águila ingresó en buenas condiciones, la rehabilitación fue complicada, ya que se encontraba demasiado acostumbrada a la presencia y al contacto humano, y a que recibí­a el alimento directamente de la mano de sus poseedores.

Luego de una cuarentena, el primer paso fue aislar al animal de todo contacto sonoro y visual con el exterior, haciendo énfasis en el manejo nutricional y comportamental, lo que buscaba devolverle al alado los instintos de su vida silvestre.

Así­, el animal progresivamente fue recobrando su destreza de caza y se adaptó a perchar en la parte alta del encierro.

Para fortalecer su vuelo, personal del Centro de Fauna realizaba prácticas diarias con el ave, con la finalidad de devolverle a este majestuoso animal la fuerza para volar como lo hací­a antes de caer en manos de los humanos.

Tras cinco intensos meses de prácticas y evaluaciones, la SDA concluyó que la rehabilitación habí­a sido satisfactoria, al ver los avances fí­sicos (vuelos consistentes, fuertes y altos) y aptitudes para la caza.

Todas estas condiciones hicieron posible la liberación de esta ave en una zona del páramo Cruz Verde, donde se desenvolverá con facilidad, encontrando su propio alimento y sobretodo cumpliendo con su función dentro del ecosistema, lejos de la mano del hombre”, apuntó Néstor Garcí­a, Secretario Distrital de Ambiente.

El águila de páramo fue liberada junto con una zarigí¼eya y una comadreja, que también fueron recuperadas en el Centro de Fauna Silvestre de la Secretarí­a de Ambiente.