Ingresar / Registrarse

Enfermedades respiratorias, comunes en épocas de lluvia

casos_atendidos_en_salas_de_enfe_resp_agudas.jpg

Según el indicador del Observatorio Ambiental de Bogotá Casos Atendidos en Salas de Enfermedades Respiratorias Agudas, en todo 2012 la Secretarí­a Distrital de Salud (SDS) reportó 26.922 casos atendidos en salas ERA, encargadas de atender los casos de Enfermedades Respiratorias Agudas (ERA) como neumoní­as, influenzas o bronquitis.

En tan solo el primer semestre de este año, la SDS, a través del Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública (SIVIGILA), notificó 26.247 casos atendidos en las salas ERA.

Esta cifra equivale al 97,4% de casos evidenciados respecto al dato del 2012 en tan solo los primeros seis meses de este año, lo que se relaciona con las constantes temporadas de lluvias de febrero, abril y mayo, y la falta de medidas para evitar el contagio de virus y bacterias presentes en épocas de frí­o, humedad o cambios repentinos del clima.

Estos indicadores ambientales representan una de las razones por las que se manifiestan las ERA, teniendo en cuenta que además de los cambios de clima, estos casos se presentan también por el deterioro de las viviendas, el humo de los carros o fábricas, el polvo en las carreteras, la exposición al humo del cigarrillo, entre otros factores que contaminan el aire.

La Secretarí­a de Salud recomienda que las personas cuenten con todo el esquema de vacunación y que se utilice ropa abrigada en las épocas de lluvia para prevenir las ERA, cuya población más afectada son los niños, las niñas y las personas mayores de 60 años.

Los hospitales y clí­nicas de Bogotá cuentan con Salas ERA, áreas especializadas para atender a los pacientes que presentan respiración rápida, ruidos extraños al respirar (silbidos en el pecho), poco apetito, fiebre, entre otros sí­ntomas.

El Ministerio de Salud y Protección Social denomina las ERA como aquellas infecciones que se producen en el aparato respiratorio y que pueden llegar a amenazar la vida, como es el caso de las neumoní­as, influenzas o bronquitis.