Ingresar / Registrarse

Electrificar el transporte público la medida más importante de mitigación del cambio climático: Susana Muhamad

bus_electrico.jpg

  • Ya está en Bogotá el primer bus articulado 100% eléctrico de América Latina
  • Una recarga eléctrica para recorrer 280 kilómetros cuesta $157.500, mientras que para un diésel para el mismo kilometraje cuesta $ 485.000
  • Es el primer bus de este tipo en América Latina y el tercero en el mundo. Los otros dos están en Estados Unidos y China.
  • El transporte público en Bogotá, que representa el 1.5 por ciento del total de los vehículos, corresponde al 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La secretaria Susana Muhamad, en compañía del ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo, y la compañía BYD, presentaron el primer articulado cien por ciento eléctrico en Bogotá y en el país. Este vehículo con cero emisiones contaminantes, es el único bus impulsado por baterías amigables con el ambiente homologado en Colombia por el Ministerio de Transporte.

“Desde la perspectiva de la ciudad en el año 2012, el alcalde Gustavo Petro puso en el Plan de Desarrollo de la Bogotá Humana la meta de electrificar el transporte público de la ciudad y separar de combustibles fósiles el transporte público, como la medida más importante de mitigación de cambio climático en la ciudad”, ratificó la secretaria tras agradecer a la compañía BYD por el diseño e importación de este bus para ingresar al banco de pruebas de la ciudad, proceso que se adelanta de la mano con la Universidad Nacional.

Para recorrer una distancia de 280 km, este articulado necesita una recarga de energía equivalente a los $157.000. Para el mismo recorrido, un bus diésel gastaría $485.000, es decir 309% más en dinero. Este vehículo es el primero de su tipo en América Latina y el tercero en el mundo. Entre otras ventajas, este bus tiene una batería única de hierro fosfato que se carga completamente en dos horas y un sistema de recarga cada vez que frena. Con una sola carga puede funcionar todo el día en un sistma de transporte masivo como el de Bogotá, el sistema operativo de buses de tránsito rápido (BRT) más exigente del mundo.

De acuerdo a la secretaria Muhamad, la implementación de buses con tecnologías limpias tiene un impacto positivo inmenso en la calidad de vida de la ciudad, porque aporta a la “disminución de material particulado, mejor calidad en el servicio público de transporte, disminución en el ruido y la vibración (uno de los impactos que tienen los usuarios TransMilenio), y sobretodo, mitigación de los efectos por enfermedades respiratorias”, evitando elevados costos en salud.

El transporte público en Bogotá, que representa el 1.5 por ciento del total de los vehículos, corresponde al 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero en la ciudad, cifra que ha ido disminuyendo en los últimos tres años.

Los buses eléctricos tienen dos motores que se alimentan de dos baterías con 180 kilovatios, que representan 480 caballos de fuerza, mientras que un motor diésel funciona con un motor que en fuerza representa 340 caballos de fuerza. Así mismo, el costo mensual por kilómetro recorrido de un bus diésel está en 4.800 pesos, mientras que un eléctrico tiene un costo de 4 mil pesos por la misma distancia y en el mismo tiempo.

BYD, empresa fabricante, ha diseñado e importado estos buses para ingresar al banco de pruebas, en el marco del Plan de Ascenso Tecnológico decretado por el alcalde Gustavo Petro en 2013.

“Pareciera que lo más contaminante es lo más barato, pero cuando uno ve los costos ambientales y sociales resulta siendo lo más caro”, indicó la secretaria de Ambiente, al resaltar que con la implementación de tecnologías sostenibles de movilidad, se evitará 1.5 millones de casos de enfermedades respiratorias agudas anuales en Bogotá.

Finalmente, Muhamad agradeció al Ministerio de Ambiente por los incentivos para importadores de este tipo de vehículo, que se traducen en disminución aranceles en la importación, así como la reducción del IVA del 16% a 5 % permanente.

En el evento, al que asistieron también el gerente general de BYD, Pedro Cárdenas; el director regional para América Latina C40, Manuel Felipe Olivera; y el consejero de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de China, Quan Qhou; se expuso otro bus eléctrico que ya pasó pruebas en el Distrito y estará rodando por las calles de la ciudad, en el componente zonal, en los próximos meses.