Ingresar / Registrarse

CAR busca que no se produzcan miles de toneladas de basuras en navidad

director_car.jpg

Con el lanzamiento de la campaña Navidad Ecológica: que el mejor regalo sea el cuidado de la naturaleza”, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca a través de su Director General, Alfred Ignacio Ballesteros Alarcón, busca cambiar los hábitos de consumo de los habitantes de la jurisdicción, ya que para la época de fin de año la producción de basura aumenta en residuos orgánicos, empaques y envases plásticos, como se ve reflejado en las estadí­sticas de la administración del relleno Doña Juana donde se habla de un incremento de 2.000 toneladas diarias de residuos durante el mes de diciembre comparado con el promedio histórico del resto del año que es del orden de las 6.000 toneladas diarias, es decir que para el último mes el promedio es de 8.000 toneladas de basura diarias.

Es por lo anterior que la Autoridad Ambiental implementará una serie de acciones encaminadas a adoptar comportamientos amigables con el medio ambiente, que se traducen en recomendaciones puntuales a la hora de celebrar la Navidad.

Entre las recomendaciones se encuentra el uso de bombillas de bajo consumo para la iluminación navideña, así­ como su utilización racional. prendamos estas bombillas durante unas pocas horas en la noche y a la hora de irse a acostar apagarlas eso evitará el alto consumo de energí­a y por ende un pago del servicio más económico”, dijo Ballesteros.

Así­ mismo, la Corporación recomienda evitar el uso o compra de artefactos que utilizan pilas, ya que son altamente contaminantes, una alternativa son los artefactos que utilizan red eléctricas o baterí­as recargables. Es importante buscar envases retornables ya que la disposición de estos es una de las actividades que también incrementa los volúmenes de basura para esta época.

Igualmente, la Autoridad Ambiental ha determinado que la compra desmedida de empaques y papel de regalo a fin de año, son uno de los elementos que mayor contribuyen a incrementar la basura, por lo que recomienda la reutilización de papel periódico, hojas recicladas y usadas.

Para envolver los regalos podemos utilizar el papel regalo del año pasado para evitar más consumo, eso ayudará un poco a mitigar tanto desperdicio de papel”, señaló el Director de la CAR.

Igualmente en el marco de la campaña Navidad Ecológica se adelantarán talleres de elaboración de empaques en material alternativo con instructivos en video, que estarán en la página web. Además de llevará a cabo el concurso pesebre ecológico, dirigido a los municipios de la CAR en Cundinamarca, mediante el cual se premiarán aquellas creaciones elaboradas en material reciclado o elementos amigables con la naturaleza.

1. El pesebre debe ser elaborado con materiales reciclables y alternativos, reutilizables (plástico, papel, fique, cartón, cascaras de huevo, tapas de botellas, carpetas usadas, aserrí­n, estropajo, fique, entre otros).

2. El pesebre NO puede tener: chamizos, musgos, lí­quenes, barbas de viejo y ningún elemento tomado de la naturaleza.

3. Los pesebres no podrán ser elaborados con elementos que tengan altos contenidos de quí­micos y/o contaminantes así­ como elementos con normas de disposición, (icopor, pilas, celulares y accesorios, entre otros).

Con la puesta en marcha de esta estrategia se espera un claro y evidente aumento en la realización de pesebres, arboles y decoraciones navideñas ecológicas en el territorio CAR. La disminución de residuos que llegan a los rellenos sanitarios. La disminución de incautaciones de musgo, y material vegetal en esta navidad.

Feria del Reciclaje Navideño

Con el propósito de fomentar el Consumo Responsable en época de Navidad, se realizará la Feria del Reciclaje Navideño, presentando alternativas de regalos en materiales reutilizados y reciclados, elaborados por los artesanos del territorio CAR. La feria se realizará conjuntamente con la Gobernación de Cundinamarca y Corpoguavio.

Los adornos se deberán realizar con materiales reciclables y alternativos y reutilizable (plástico, papel, fique, cartón, cascaras de huevo, tapas de botellas, carpetas usadas, aserrí­n, estropajo, fique, entre otros). Los cinco mejores expositores podrán llevar sus productos a la Plaza de Artesanos de Bogotá.

También se realizará la actividad Faroliando por Cundinamarca que consiste en la visita a los municipios de la jurisdicción para presentarles alternativas ecológicas en la elaboración de los tradicionales faroles decembrinos, así­ como la entrega de muestras de este tipo de adornos.

Sanciones

Actividades como la recolección de musgos y lí­quenes se han dado en Colombia como prácticas culturales, asociadas a las tradiciones navideñas, pero luego de ser tipificadas en el Código Penal Colombiano, la situación para quienes comercializan con especies como los musgos o lí­quenes, pueden terminar en sanciones económicas.

El artí­culo 329 del Código Penal Colombiano contempla El que con incumplimiento de la normatividad existente se apropie, introduzca, explote, transporte, mantenga, trafique, comercie, explore, aproveche o se beneficie de los especí­menes, productos o partes de los recursos fáunicos, forestales, florí­sticos, hidrobiológicos, biológicos o genéticas de la biodiversidad colombiana, incurrirá en prisión de cuarenta y ocho (48) a ciento ocho (108) meses y multe hasta de treinta y cinco mil (35.000) salarios mí­nimos legales mensuales vigentes”.

Igualmente el artí­culo 331 de los Daños a los Recursos Naturales señala modificado por el artí­culo 33 de la Ley 1453 de 2011. El nuevo texto es el siguiente:> El que con incumplimiento de la normatividad existente destruya, inutilice, haga desaparecer o de cualquier otro modo dañe los recursos naturales a que se refiere este tí­tulo, o a los que estén asociados con estos, incurrirá en prisión de cuarenta y ocho (48) a ciento ocho (108) meses y multa de ciento treinta y tres punto treinta y tres (133.33) a quince mil (15.000) salarios mí­nimos mensuales legales vigentes.

La pena se aumentará de una tercera parte a la mitad cuando:

  • Se afecten ecosistemas naturales, calificados como estratégicos que hagan parte del Sistema Nacional, Regional y Local de las áreas especialmente protegidas.
  • Cuando el daño sea consecuencia de la acción u omisión de quienes ejercen funciones de control y vigilancia.