Ingresar / Registrarse

Bogotá Humana superó la meta propuesta en materia de recuperación de humedales

humedal_capellania.jpg

El Gobierno de la Bogotá Humana, bajo la coordinación de la Secretaría de Ambiente, refuerza el modelo de prevención, recuperación y preservación de los humedales por medio de planes de acción consensuados con la comunidad y las instituciones distritales.

La ‘Intervención al Alma de los Humedales’ es la forma como el gobierno ha transformado el manejo de estos espacios del agua, donde ha invertido más de 50 mil millones de pesos, en actividades en las que participan la Secretaría de Ambiente, el Jardín Botánico, la Empresa de Acueducto de Bogotá, Aguas de Bogotá, Alcaldías locales, IDIGER, entre otros.

Esta labor se complementa con un proceso pedagógico que se realiza puerta a puerta, donde se ha generado conciencia en la población y se enseña que los humedales no son “sus patios traseros”.

Dentro del manejo integral del humedal Capellanía, que tiene más de 27 hectáreas, la autoridad ambiental monitorea las 65 especies de flora y fauna de este ecosistema. Así mismo, mantendrá la limpieza de los espejos del agua, actividad que se ha venido realizando con la Empresa de Acueducto de Bogotá, su filial Aguas Bogotá y la cuadrilla de vigías del agua, donde se han retirado más de 12 toneladas de residuos sólidos, helechos acuáticos, buchón, lenteja de agua y junco, para contrarrestar la invasión de estas especies.

El Distrito ha adelantado obras de adecuación hidrogeomorfológicas, que amplían la capacidad de almacenamiento de agua y permiten su recuperación ecológica.

Dentro de esta gestión la Secretaría de Ambiente creó el primer vivero especializado en producción vegetal para humedales, con una producción de 3.500 individuos para las franjas acuáticas.

‘Intervención al Alma de los Humedales’

La Bogotá Humana ha intervenido los humedales del Distrito, a través de la recuperación de 69,93 hectáreas de estos espacios de agua, que incluyen obras de reconformación iniciadas en los humedales Jaboque, Burro, Tibanica, Juan Amarillo y Córdoba.

Asimismo, se adelantan cerramientos alrededor de los ecosistemas en la Conejera, Capellanía, Jaboque y Techo. La EAB ha realizado el cerramiento definitivo de 1.800 metros lineales del humedal Capellanía. Entre tanto, en el humedal Juan Amarillo el Jardín Botánico sembró más de 3.100 árboles de mano de oso, laurel hoji grande y pequeño, raque, mortiño entre otros.

Factores de Amenaza

La secretaria Susana Muhamad enfatizó la importancia de los cerramientos para proteger estos ecosistemas, sujetos a “muchos tensionantes que les causa la ciudad, como animales domésticos, la entrada indiscriminada de personas y los residuos sólidos. Por lo tanto, las obras de cerramientos son fundamentales para que la ciudadanía sepa que es un área protegida”.

Entre los factores de amenaza que enfrentan los humedales está la presencia de animales domésticos, caballos y vacas, incendios por quemas, disposición de residuos de construcción y demolición, y conexiones erradas, es decir, cuando en una vivienda, industria o establecimiento se conecta por error la tubería de aguas residuales a la de aguas lluvias, contaminando así los cuerpos de agua.