Ingresar / Registrarse

Alcaldía de Bogotá liberó tigrillo en reserva natural ‘Bojonawi’ en el Vichada

nota-liberacion-de-tigrillo-07-05-2.019.jpg

Después de recorrer más de 800 kilómetros entre Bogotá y la Reserva Natural de la Sociedad Civil – Bojonawi, en el departamento del Vichada, la Alcaldía de Bogotá liberó un ocelote que había sido recuperado el 11 de febrero de 2017 en la localidad de Suba,en el noroccidente de la ciudad, luego de ser víctima del tráfico ilegal de fauna silvestre.

Con la presencia del secretario de Ambiente, Francisco Cruz y de la directora del Instituto de Protección y Bienestar Animal, Clara Lucía Sandoval, el felino fue liberado en el Vichada, donde disfruta de más de 4.680 hectáreas de la reserva natural Bojonawi.

“Aquí estamos en este hermoso rincón de Colombia, en la confluencia del río Meta con el río Orinoco, en Puerto Carreño, en la reserva Bojonawi, liberando un ocelote que fue incautado hace dos años en una casa del barrio Niza, donde fue encontrado bebé con varios grados de desnutrición. Lo recuperamos, lo llevamos a su hábitat, lo enseñamos a cazar y hoy finalmente, después de dos años fuera de su hábitat, lo hemos liberado para que esté en su casa con los demás ocelotes”, aseguró por su parte el secretario de Ambiente, Francisco Cruz.

Por su parte, el director científico de la Fundación, Fernando Trujillo, aseguró: “Ha sido una gran alegría contribuir a que este felino vuelva a la vida silvestre de donde no debió salir. Confiamos en que los ecosistemas en buenas condiciones de la reserva le darán un hábitat adecuado para vivir. El monitoreo satelital que junto con la Secretaría de Ambiente llevaremos a cabo durante un año, permitirá un proceso de aprendizaje muy importante para que hacia el futuro podamos hacer cada vez mejores procesos de rehabilitación y liberación de otros animales rescatados del tráfico ilegal de fauna silvestre”.

El ocelote, de la especie Leopardus pardalis, fue transportado vía aérea desde Bogotá hasta Puerto Careño. Durante el recorrido, profesionales en veterinaria y zootecnia de la Secretaría de Ambiente, del Instituto de Protección y Bienestar Animal y de la Fundación Omacha, brindaron hidratación, alimentación y acondicionamiento del animal para ser introducido de nuevo en su hábitat natural.

El animal superó satisfactoriamente varios procesos de recuperación: el primero se adelantó durante nueve meses en el Centro de Recepción y Rehabilitación de Flora y Fauna Silvestre, ubicado en la localidad de Engativá. Posteriormente, fue trasladado al Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre del Oriente de Caldas, en el municipio de Victoria, donde se adelantaron trabajos que permitieron estimular las condiciones físicas y comportamentales del animal.

Bojonawi: área protegida para la fauna silvestre.

Después de varios meses de trabajo, el ocelote fue enviado a la Reserva Natural de Bojonawi, donde investigadores científicos y locales de la Fundación Omacha se integraron al equipo de profesionales de la Alcaldía de Bogotá, que cuidó de la alimentación y bienestar del animal; además de ambientar el recinto donde se preparó al ocelote para su liberación dentro la reserva.

La Alcaldía de Bogotá hace un llamado especial a la ciudadanía para que se abstenga de tener o comercializar cualquier tipo de especie silvestre, recordando que este acto está catalogado como un delito ambiental, según la Ley 1333 de 2009, y acarrea multas de hasta $3.600 millones, además, el Código Penal contempla penas de hasta 108 meses de prisión.